Aunque ahora te pueda parecer imposible…


Se puede tener un empleo donde trabajes con tus manos y te sientas valorado.


Y sí, da igual que no hayas estudiado. Eso no es problema.

Nunca tuve claro qué estudiar. Nada me gustaba y no le veía sentido a la mayoría de asignaturas que nos hacían aprender en el colegio. No sé, todo me parecía aburrido.

Pero como a todos los chavales de 16 años, me tocó elegir.

Siguiendo la afición de mi padre por restaurar coches antiguos, probé a hacer el FP de Chapa y Pintura. ¿Y sabes qué? Descubrí que me gustaba mucho trabajar con las manos.

Tanto era lo que me gustaba, que me apunté al curso de jóvenes promesas de Mercedes Benz en 2006, y lo gané. La propia Mercedes me ofreció trabajo, y empecé a trabajar con ellos en su taller de Lleida.

Vaya suerte, ¿no?

No llevaba mucho en el sector del automóvil, y ya trabajaba con la Mercedes.

Al principio la verdad es que fue bien. Aprendía cosas nuevas y me sentía valorado.

El tema cambió cuando la empresa decidió hacer cambios. Ya no se apreciaba la calidad del trabajo, sino ser rápido y sacar el coche cuanto antes.

De golpe, a nadie le importaba cómo hiciese el trabajo. Solo era un peón más que tenía que dejarse de historias y reparar como fuese todos los coches que pudiese.

Aquello chocó conmigo.

Ya no me sentía valorado. Solo era pieza más de la cadena para que la empresa pudiese ganar más dinero. Y empecé a agobiarme. Cada día en el trabajo se me hacía interminable y estaba como loco porque llegase cuanto antes el fin de semana.

¿Tenía un trabajo estable? Sí.

¿Cobraba todos los meses mi sueldo? Sí.

Pero aquello para mí no era suficiente.

¿Para qué servía currar tantas horas si al final del día me sentía mal?

Además, tampoco era que cobrase tanto dinero. En mi cabeza estaba comprar una casa propia donde vivir con mi familia y poder viajar. Y con lo que cobraba en ese momento, las cuentas no salían.

Algo tenía que cambiar, porque yo quería algo más para mi vida. El problema es que no tenía ni idea de cómo hacerlo.

¿Tú tampoco sabes cómo dar un giro a tu vida?


Yo lo hice convirtiéndome en varillero. Para saber si esto es para ti, apúntate ahora en el entrenamiento donde te explico en qué consiste este oficio.

Todo cambia cuando descubrí que había otras formas de trabajar con las manos y que me permitían sentirme libre de hacer y conseguir todos mis objetivos de vida.


Un día, hablando con Mapi (la que es ahora mi mujer) acerca del trabajo, salió la palabra varillero.

Era otro oficio en el que podía trabajar con las manos, pero no había mucha información. Y para aprender, solo había unos cursos presenciales que encima eran bastante caros.

Mapi me animó a arriesgar y así hice. Invertí todos mis ahorros en formarme como varillero.

¿Resultado?

Aprendí 4 lecciones muy importantes:

  1. Acababa de encontrar el trabajo de mi vida: una profesión que me permitía trabajar con las manos, pero… y vamos al siguiente punto.
  2. Como varillero puedes trabajar solamente trabajar 3 meses al año y disfrutar el resto: tener el tiempo y la libertad de pasar el tiempo que desee con mi familia y disfrutando de mi hobbie favorito: irme de vacaciones.
  3. Es un trabajo que te permite trabajar en todo el mundo: si te gusta viajar por trabajo, puedes hacerlo muy facilmente siendo varillero.
  4. Convertirte en varillero no es nada fácil: y no porque la profesión sea muy difícil de aprender. Si te gusta trabajar con tus manos es suficiente. El problema está en que nadie te quiere enseñar el oficio.

Y este último punto, es el que ha hecho que a día de hoy haya montado esta escuela y puedas estar leyendo estas líneas.

Pero antes, déjame que me presente.

 

¡Hola! Soy Sisco Clivillé y voy a enseñarte el oficio de varillero

Porque quiero que al igual que yo, puedas dedicarte a una profesión que te permite trabajar con las manos y disfrutar de la vida que desees.

Cuando decidí convertirme en varillero, otro profesional me dijo que tardaría unos 4 años en tener la habilidad suficiente como para poder trabajar. Y a esto, añádele que salvo unos cursos de 5 días no había ninguna formación más, y ningún varillero profesional aceptaba ayudarme.

Tenían miedo de compartir su experiencia conmigo.

Básicamente, esta persona me dijo que me buscase la vida.

Y eso fue lo que hice.

Y lo hice de tal forma que a los 4 MESES ya estaba trabajando como uno más.

En ese tiempo no solo aprendí el oficio, sino que desarrollé una metodología propia de trabajo.

Pero no solo eso:

  • Competí en las olimpiadas de varilleros de Orlando, Alemania y Japón (siendo el único español que lo había hecho hasta entonces).
  • Me formé con el gran máster de varilleros Kaz Stanliner, certificándome como el 5º Golden Mastercraftman del mundo (y el más joven de la historia).

¿Qué te quiero decir con esto?

Que te puedo enseñar a ser varillero y a cómo trabajar solo 3 meses año y disfrutar del resto.

 

¿Cuál es el primer paso para hacerlo?


Apuntarte a mi entrenamiento gratuito.

En él verás en qué consiste exactamente este oficio, los requisitos que debes cumplir para poder serlo y 3 los pasos que deberás dar para conseguirlo.

CERTIFICACIONES

Gold PDR Master Craftsman

Competiciones

Sitios donde he trabajado

  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros concecionarios-land-rover
  • Curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros
  • curso de varilleros

¿Quieres saber algo más sobre mí?


  • Vivo con mi mujer, Mapi, y nuestro perro, Horus, en Cambrils (Tarragona) para poder ver el mar cada día.
  • Soy muy tozudo y constante. Cuando algo me gusta, vuelco todas mis energías en lograrlo.
  • Me gusta definirme como un manitas autodidacta. Me encanta reparar cualquier cosa de casa, pero también me encanta trastear con el ordenador.
  • Aunque ahora hago solo crossfit, me encanta el deporte. He hecho snow, surf, motocross, descenso en bicicleta, trial, BMX…
  • Ser varillero me permitió viajar. Me encantan los sitios exóticos (hasta ahora, el que más me ha gustado es Brasil), aunque si me tuviese que ir a vivir a algún lado sería a EEUU.

Testimonios acerca de nuestra escuela

  • Frank Jones
    Trabajé con Sisco en Holanda y tengo que decir que es un chico siempre con ganas de compartir conocimiento y aprender de otros. Además, sus habilidades como técnico PDR son alucinantes. A demás de buen técnico, es muy amable y divertido.
    Frank Jones
    Varillero Profesional
  • Moi Torrallardona
    La presentación a la prensa mundial del Jaguar F-Type SVR tenía que estar al nivel del producto, pero 3 camiones con un total de 15 coches fueron afectados por granizo durante su viaje hacia el evento. Estaban muy dañados y todo el mundo estaba desesperado hasta que llegó el equipo de Global Hail Solutions. Después de su reparación vimos que los resultados eran impecables y empezamos a llamarlos los «magos». Se puede decir que salvaron la presentación!
    Moi Torrallardona
    Europe Events Planner - Land Rover Experience
  • Manel Pelegrí
    Llamé por unos pequeños desperfectos en el maletero de mi Porsche Boxster y no puedo estar más contento. Un trabajo perfecto. Próximo trabajo: el capó de mi segundo coche afectado por granizo en la autopista. Lo recomiendo 100%.
    Manel Pelegrí
    Cliente
  • Joao Paulo Visentin
    Como profesional en el sector de las reparaciones de abolladuras sin pintar desde hace 12 años, he conocido muchos técnicos varilleros de todas partes del mundo, y puedo decir con total seguridad que son muy pocos los que consiguen entregar un acabado Premium en las reparaciones. Sisco está entre esos pocos profesionales que realmente dominan la técnica del desabollado sin pintar, además es una persona estupenda.
    Joao Paulo Visentin
    Varillero profesional
  • Anna Rosset
    Sisco es pura pasión por su oficio y el trabajo bien hecho. Ver como trabaja cada abolladura como si fuese la única en el mundo y en total armonía, es como mirar a un escultor trabajando en su obra maestra. Es todo un placer tenerlo como colaborador en NEXCAR, sin él nuestros vehículos no tendrían este acabo de calidad que nuestros clientes se merecen. Adelante con tu actitud y profesionalidad.
    Anna Rosset
    CEO Nexcar Group
  • Fran Delgado
    Me hicieron un trabajo de varillero extraordinario en una Ford Transit nueva. Se me hicieron tres bollos muy difíciles de acceso y Sisco Clivillé me la dejó impecable, como recién llegada de fábrica y la pintura con un resultado brillante… Lo aconsejo sin ninguna duda… rápido y económico. Y lo más importante: un 10 de profesionalidad.
    Fran Delgado
    Cliente

¿Tienes dudas acerca de si el oficio de varillero es para ti?


Accede ahora a mi entrenamiento GRATUITO, descubre si esta profesión encaja contigo y las condiciones que debes cumplir para poder desempeñar este oficio.